jueves, 6 de febrero de 2014

EXPERIENCIA AZZEDINE ALAÏA.

Hoy os quiero mostrar el que para mí fue el último gran acontecimiento del año pasado, ir a la exposición que se hizo en el Palais Galliera sobre los trabajos más importantes del diseñador AZZEDINE ALAÏA que entró a formar parte de mi familia desde el mismo momento en que vi en la televisión a mi Naomi desfilando con un precioso conjunto realizado en perlas blancas, esta fue la primera vez que mi negra se subía a una pasarela y todo fue gracias a este diminuto señor al que ella llama Papá y al que eternamente le estaré agradecido. Y no solamente le estoy agradecido por ser el primero en confiar en Naomi dándole su primera oportunidad también le estoy agradecido por haber regalado mis sentidos con unos hermosos vestidos realmente estudiados y que han hecho del cuerpo de la mujer una auténtica escultura en movimiento rozando la perfección.

Es como una leyenda urbana, este diseñador no es conocido fuera de los círculos de la moda pero es realmente valorado, admirado y apoyado por los profesionales de este sector aunque es reacio a conceder entrevistas. Toda mujer que tiene un Alaïa lo pueden confirmar, son prendas que jamás pasan de moda y son auténticas joyas dentro de los armarios.
La famosa que se precie viste sus prendas, Naomi y todas las tops de los 90 le adoran, Stephanie Seymour es otra de sus preferidas, incluso le hizo su traje de novia, todas dicen que es como un padre para ellas, las cuida, las mima, les de de comer... Naomi siempre dormía en su casa cuando iba a París a trabajar, le prestaba vestidos para salir a cenar por la noche e incluso reñia a mi negra cuando llegaba tarde o estaba horas y horas al teléfono dándole a la sinhueso ...Naomi y los teléfonos.

He esperado a que terminara la exposición para escribir este post ya que no estaba permitido hacer fotos, pero yo que soy un poco delincuente hice fotos de los vestidos con la ayuda del maravilloso móvil de mi acompañante, las hice sin flahs para no estropear nada y desde aquí pido disculpas a la organización y al diseñador por mi atrevimiento...pero ¿cómo vas desde Murcia a ver semejantes piezas de arte moderil y no vas a tener un recuerdo de ellas?, muchos me entenderéis.


Pues sí, a la tercera va la vencida; y digo esto porque, como algunos lectores ya sabréis, en mis dos viajes anteriores a París el museo Galliera estana cerrado, y aunque disfruté mucho los viajes tengo que reconocer que venía con espinita clavada, pero ya me la he quitado de la mejor manera posible, el tercer viaje a París ha sido principalmente para ir al museo Galliera que volvía a abrir sus puertas tras las reformas con la espectacular y acertada esposición de Azzedine Alaïa.


Y estas son algunas de las fotos que pudimos hacer de las obras de este gran arquitecto del tejido.



Vestido creado para Grace Jones


Piel, cuero y lana cocida...sus tejidos fetiche.






Chaquetas de cortes perfectos.





































Los vestidos de Alaïa siempre han sido de los preferidos por mi Naomi para su día a día y para las ocasiones especiales, aquí la vemos en la portada del aniversario de Stiletto. Toda la sesión de fotos se realizó con vestidos del archivo del diseñador aprovechando para darle publicidad a la expo, además de que Naomi siempre ha sido una gran defensora de su papá.








Vestidos de diosa que dejan poco a la imaginación...pero en la justa medida.











































La sección "cremalleras" de la exposición está muy bien representada e inmediatamente me vino esta fotografía a la mente. Alaïa junto a Naomi en una prueba de vestuario a finales de los 80.





























Vestido llamado Humo Negro, una preciosidad que también he visto sobre el cuerpo de Naomi.


Piel de cocodrilo y de serpiente, trabaja como nadie este material.






Alaïa hizo vestido de bandas elásticas antes que Hervé Leger...y mucho más bonitos.


Un cinturón de piel puede ser la pieza central de un estilismo...claro ejemplo.


Piel troquelada que deja ver el fondo de colores.




Vestidos que son una segunda piel.






































































Y para terminar os muestro el maniquí que más me emocionó, el que portaba las prendas que sirvieron de unión entre Alaïa, Naomi y un servidor...el fantástico conjunto de top y falda realizado en perlas que mi Naomi movía con gracia en aquel desfile del año 89 y que yo siempre llevaré grabado en mi memoria como algo especial, una prenda que al igual que ESTA chaqueta de YSL son causantes directas de mi pasión por la moda.






































Ver de cerca estas piezas me hizo confirmar que este diseñador es un arquitecto de las formas y que su meta siempre ha sido resaltar la belleza y las curvas del cuerpo femenino respetando el cuerpo.

Cortes y patrones muy estudiados, feminidad en estado puro, sexy con excelencia.

Pienso que ya era hora que este diseñador tuviera un reconocimiento más mediático, porque aunque los grandes son grandes en las sombras y a la luz, con luz,  todo se ve mejor y es más fácil entender porqué es tan admirado y valorado el pequeño Alaïa.


Disfruté mucho la expo, siempre disfruto al estar cerca de moda en estado puro, sin maquillaje, y si lo hago junto a una gran amiga y a Tilda Swinton...pues mucho más.