viernes, 26 de agosto de 2011

SIEMPRE ME QUEDARÁ PARÍS, MÁS QUE NADA, PORQUE EL DESTINO QUIERE QUE VUELVA.........

La semana pasada estuve en París, pasando unos maravillosos días en la ciudad de la luz, paseando por sus calles llenas de encanto, descubriendo sus museos únicos en el mundo , el Dorsay con obras impresionistas de Van Gogh, Monet, Renoir o Gauguin, y el impresionante Louvre que no sólo me cautivó por sus obras, por la cantidad de exposiciones que tiene o la curiosa Gioconda, si no por su arquitectura que es majestuosa como la que más. La Gioconda, a pesar de lo importante que es, me pareció mas bien feo, hay cantidad de obras y cuadros que gustaron mucho más.
La impresionante Torre Eifel que me deja embobado cada vez que tengo la oportunidad de verla, sobre todo cuando se ilumina de fantasía por la noche, creo que nunca me cansaré de mirarla, y siempre que regrese a París la descubriré desde otro ángulo distinto, en esta ocasión estuvimos admirándola tumbados en el césped de un jardín lateral merendando una deliciosa crep, de esas que te hace sentirte culpable por comértela, pero, no se puede disfrutar de París si estás pendiente de las calorías...........en París hay que comer creps,si o si.



Además de visitar muchos de los monumentos que París ofrece, como El Sagrado Corazón en el barrio de Montmartre en el cual también está el famoso Molino Rojo y la llamada plaza de los pintores;  El Pantheon y la Sorbona en el Barrio Latino; El Arco del Triunfo y el Gran Palais lugar en el que Karl hace la mayoría de sus desfiles de Chanel (sólo de pensar en eso, se me ponía la carne de gallina) y Notredame, quise ir a ver el museo Galliera, museo de la moda de París, tenía especial interés en ver este museo, además de porque tiene piezas impresionantes de grandes de la moda, porque en mi anterior visita a París estaba cerrado por reformas. Cuando estuve en la puerta y vi un cartel en el que comunicaban que estaba cerrado por reformas otra vez no me lo podía creer, era la segunda vez que estaba en París y también era la segunda vez que el museo de la moda estaba cerrado por algún motivo que el destino había decidido crear para fastidiarme mi interés moderil por esta ciudad, si esto no es mala suerte, que venga Dior y me lo diga al oído.




De vuelta del Museo Galliera, vi un cartel que me alegró la tarde, ya que era una alternativa bastante buena para saciar mi hambre de moda y diseño en París, ese cartel era el de la exposición de HUSSEIN CHALAYAN  en el Museo de Artes Decorativas, inmediatamente decidí que al día siguiente, yo tenía que ir a esa exposición por encima de todas las cosas.

Todos sabemos que Hussein es diseñador muy peculiar que siempre causa polémica con sus colecciones basadas en la ciencia, en la tecnología y las teorías de la arquitectura y en la exposición lo mostraron muy bien.

Me gustó mucho la selección de piezas mostradas dentro de las vitrinas, vestidos que eran los estrella de la colección a la que pertenecían y que sin ninguna duda son los diseños más conocidos y famosos de Chalayan.

Además de los diseños más emblemáticos del diseñador, habían proyecciones de sus desfiles más famosos y vídeos dirigidos por él.
Uno de los vídeos proyectados era el que se hizo para la presentación de una peluca creada por Hussein, la cual tenía la peculiaridad de llevar instalado un mecanismo mediante el cual el pelo crecía o se encogía y el peinado cambiaba al antojo de la persona que tenga el mando teledirigido de dicho invento........curioso e impresionante.

La exposición no es muy amplia, pero resume muy bien la carrera de Hussein y aunque no estaba permitido hacer fotos ni vídeos, mi lado delincuente consiguió inmortalizar lo que os enseño a continuación, la calidad no es muy buena pero había muy poca luz para darle a la exposición el ambiente que requería y mis nervios me traicionaban con un mal pulso.


Su famoso vestido enterrado.

El vestido de correo aéreo.


Me gustó la manera de mostrar los maniquies........con la cabeza en la pared


d

Esta es la colección de muebles que se transformaba en vestuario.............

 Nena colócate la mesa que yo me pongo la silla.................mira que apañás.




Algunos de sus bocetos.





Tal y como se presentó en el desfile, con hombres-sombra incluidos, el vestido cambiaba de estampado por la tecnología de hologramas.



Representación de la colección inspirada en los posos del café.





Vídeo de los vestidos podados como si fueran arboles de rosas del jardín de la Reina de Corazones, son una maravilla.


video

Salí muy contento de la exposición, porque es breve pero intensa, si pasáis por París no dudéis en ir a verla. También os recomiendo que paséis por la tienda del museo, tienen una colección de libros sobre moda y fotografía muy completa, yo los quería todos¡¡¡

Pero si algo tiene París, es mucha moda, se respira moda entre tantas tiendas estupendas, a mí, la zona comercial que más me gusta es la Rue Saint Honoré, en la que tienes desde Chanel ( pero la más bonita es la tienda-taller que es la de la Rue Cambon)  hasta un Zara, que por cierto tiene los precios más elevados que en España cosa que hay que tener en cuenta si te quieres comprar algo.

Tienda-taller de CHANEL, en Rue Cambon

Pasear y visitar las tiendas de esta calle es un placer y una visita obligada es COLETTE, boutique donde nacen tendencias y hay muy buen rollo, hay de todo tipo de cosas para darte un caprichito sin dejarte el sueldo en ello y luego para celebrarlo, te vas a su cafetería en la planta sótano y te tomas una coca-cola light diseñada por Karl Lagarfeld observando la pequeña exposición de creatividad que los clientes dejan en las paredes..........una manera muy chic, cool, molona o petarda.....como se le quiera llamar, de terminar una tarde de compras. 




También me gustó mucho pasear y visitar las tiendas del Boulevard Saint-Germain, el mercadillo es precioso, pude ver la primera boutique de Yves Saint Laurent y tomar una coca-cola, como no, aquí cada uno con su vicio, en el famoso café LES DEUX MAGOTS, sentado en esa terraza en la cual se han fotografiado tantas y tantas editoriales de moda y en la cual se ha hecho esta portada de mi Naomi cuando era una adolescente con pelo chumascado.


Vogue París septiembre 1989, Naomi y Córdula Reyer.


La coca-cola me costó un riñón, poro se estaba tan agustito, que mereció la pena oye.


Algo que recomiendo, además de pasear mucho por París, es que te organices una cenita tipo picnic en la orilla del sena.............es un momento muy especial, y si es con la gente apropiada mucho más¡¡¡........queso, paté, baguette, vino, buena compañía y deja que París ponga todo lo demás para que sea una noche inolvidable.

En uno de mis largos paseos nocturnos, me llevé la emocionante sorpresa de encontrar la Boutique-taller de mi adorado Azedinne Alaïa, fue un momento casi emotivo aunque la fachada era horrorosa, yo no podía dejar de pensar en todo lo que se ha creado allí dentro, la de tops que han crecido dentro de esas paredes, la de veces que mi Naomi ha estado durmiendo allí después de que su Papá le riñera por llegar tarde, y sobre todo, por el talento que encierran esos muros, estuve unos 10 minutos pensando que sería capaz de matar por pasar unos días con el diminuto Alaïa en ese edificio, respirando talento y buen hacer, y si encima durante esos días viene Rossy de Palma a tomarse un café ya mejor que mejor.



He disfrutado muchísimo mi segundo viaje a París, os podría decir muchos monumentos y museos donde ir para disfrutar del arte y la cultura de esta ciudad, pero donde realmente se saborea la esencia parisina es en sus calles por la noche, en las pequeñas terrazas, en la orilla del sena, en los destellos de la Torre Eifel, y el encanto de Notre-Dame vista desde el puente Archevéché y como ya he dicho, siempre me quedará París, ya que por algún motivo, el destino quiere que vuelva para resolver algunos asuntos pendientes con esta ciudad...........prometo volver pronto y ver de una puñetera vez el museo de la moda.

P.D.1. Los chicos en París visten mucho mejor que las chicas, además de ser muy interesantes y guapos.
P.D.2: La Schiffer es un verdadera jaca, lo descubres cuando te la cruzas saliendo de Chanel cargada de bolsas decoradas con camelias de tela.


2 comentarios:

  1. Yo he ido a París dos veces y estoy deseando volver. Es la ciudad más romántica del mundo, ideal para pasear cogida de la mano. Los edificios, las calles amplia,la comida, el vino, la tarta tatín. Es una ciudad majestuosa!

    Buen fin de semana :)

    Lola la Fleur

    ResponderEliminar
  2. Lola, es cierto todo lo que dices, siempre regresas con ganas de máss¡¡¡
    Buen finde.

    ResponderEliminar

Mira lo que han dicho...