sábado, 20 de agosto de 2016

TARDE PERO ACERTADA. ZARA SPORT.

El boom de la ropa deportiva lleva varios años en auge y no solo porque el running, el fitnes y la tendencia "wellness" estén de moda y se apueste mucho  más por una vida saludable, si no porque las prendas deportivas están cada vez más de moda, forman parte de la calle y de nuestro día a día y he de reconocer que yo mismo, que hace muchos años decía que ni muerto me pondría un chándal para salir a la calle, me declaro un gran fan y consumidor de esta tendencia deportiva. 




Este cambio de actitud que he tenido hacia la ropa deportiva se debe en primer lugar a que evidentemente ha sufrido una evolución en su diseño que la hace mucho más apetecible, se fusiona perfectamente con look de calle y es pura tendencia, y en segundo lugar porque cada vez me importa más la comodidad en mis prendas, la prueba está en que mi colección de sneekers y de sudaderas es de lo más preciado de mi armario... las adoro.


Creo que realmente todo este movimiento sport fue capitaneado por las sudaderas hace unos años y apoyado por las sneekers, pero actualmente todo tipo de prendas deportivas pisan las calles y toda firma que se precie hace guiños o colecciones capsulas dedicadas al rollo deportivo.

Dicho esto, no puedo evitar decir que me sorprende que el gigante INDITEX haya tardado tanto en unirse a la tendencia reina con su marca cabecera, ya que siempre ha sido un pionero en poner las tendencias a pie de calle y cerca del gran público, pero por otro lado creo que han habido algunos motivos a tener en cuenta.
En las colecciones masculinas ha ido haciendo algunos guiños a las prendas deportivas, y las sudaderas y las sneekers también han estado en sus expositores pero hasta ahora, sólo en  Berska estaba haciendo una línea deportiva desde 2013 con colaboración con Reebok incluida en sus sneekers, pero por fin ha decidido sacar una línea sport para Zara, su principal marca, y tengo que reconcocer que la espera ha merecido la pena porque la colección me fascina, ha sido amor a primera vista.


La colección inspirada en el ballet y el boxeo, apuesta por prendas básicas, confortables y cargadas de tendencia, y además está realizadas en materiales tecnológicos que permiten una mejor transpiración y regulación de la temperatura corporal.
Blancos y negros predominan con toques de amarillo flúor y tejidos brillantes y transparentes acompañan al tejido estrella de la colección, la rejilla en varias versiones y materiales, también los complementos tienen importancia, toallas, botellas para el agua, gorras y guantes completan este proyecto.

Es una colección femenina, y la presenta la modelo Edie Campbell, pero muchas de las prendas tienen mucho carácter unisex y son perfectas para formar parte de mi armario por lo que ya hay algunas de camino a casa como la chaqueta amarilla que fue amor a primera vista y he de tenerla.





Zara ha llegado tarde pero muy pero que muy acertado, la colección está muy bien diseñada, las prendas son tramendamente modernas aunque sencillas, cómodas y apetecibles y sobre todo muy funcionales para esta vida moderna, acelerada y de rollo deportivo que nos está tocando vivir, y quizás el motivo de que esta colección sea tan buena y halla tardado en salir a la luz, es porque la cabeza pensante de Zara estaba esperando a que la otra tendencia en auge, los 90, tomara fuerza hasta que estuviera justo en el punto de ser perfectamente combinada con la sport, una mezcla perfecta que aúna tendencias y épocas poniéndolas en primera línea.


 

 



Como veis, nadie se resiste al poder de las tendencias, ni tú, ni yo ni un gigante creador de ellas como es Zara, que aunque ha llegado tarde, vuelve a demostrar que las tendencias siempre se pueden adaptar de una forma apropiada a la calle, porque la calle es la que manda y a nosotros nos encanta hacerle caso.









jueves, 11 de agosto de 2016

POLÉMICO BIKINI

En época de vacaciones y con estos calores, solo se puede pensar en prendas ligeras y livianas, hay alguna más apropiada para estas temperaturas que el bikini, pues aquí tenéis un poquito de su historia 

PODEROSO BIKINI


La gran mayoría de las personas están 9 meses de su vida desando que llegue el verano, una sobrevalorada estación, sobre todo si vives en Murcia, en la que el gran protagonista es sin duda el calor, ese tirano que se apodera del cuerpo y te hace pensar en los desafortunado que eres como no estés en la orilla de una playa al atardecer o de viaje en lugares más fresquitos. Aún así, se disfruta todo lo que se puede y otro gran protagonista del verano también hace su aparición estelar, el bikini, esa prenda que no falta en el armario del 99% de las féminas y que tantas pasiones levanta tanto en hombres como mujeres, y aunque cueste creerlo hoy día también sigue teniendo sus detractores.



Yo mismo, he de confesar que no soy muy seguidor de la moda de baño en general, pero he de reconocer que el Bikini siempre me ha despertado un gran interés y no por el hecho de que me parezca bonito, favorecedor, sexy o cualquier otro adjetivo que se os pase por la cabeza, si no porque creo que tiene una historia muy interesante, llena de curiosidades y polémicas, y porque es una prenda con muchos significados, aún así, ya puesto a confesar, he de decir que yo prefiero el bañador para la mujer…para gustos, colores.
El mero hecho de hablar del origen de esta prenda está rodeado de polémica, porque siempre se ha pensado que nació a principios del siglo XX como parte del proceso de evolución del traje de baño femenino que comenzó con el cuerpo cubierto casi en su totalidad y poco a poco fue dejando más piel a la vista como las piernas, brazos, escote, espalda y parte del abdomen,  pero posteriormente se hallaron antiguas urnas y pinturas griegas que datan del 1400 d.c. en las que se ve a mujeres atléticas portando prendas muy similares al modelo bandeau que actualmente se utiliza, por lo que todo aquel que se atribuía el mérito de haber creado el bikini ya no podía hacerlo con tanta libertad.

Es más, realmente esta prenda de baño de dos piezas en la que se convirtió el traje de baño, no obtuvo el nombre de Bikini hasta el año 1946 en París,  cuando Louis Reard presentó un defile de prendas de baño de dos piezas entre los que estaba un modelo con braquita de triángulo que por primera vez dejaba más piel a la vista de lo normal y el ombligo, hasta ahora prohibido. Ninguna modelo profesional aceptó desfilar con este diseño ya que era demasiado provocativo así que Louis contó con una estriper del casino de París llamada Micheline Bernardini, la cual advirtió al ver el diseño que tenía que llevar, que ese desfile iba a ser más explosivo que la bomba del atolón de Bikini que los Estados Unidos había detonado hace unos días. Este diseño se llamó modelo Bikini y aquí empezó la prenda que originalmente conocemos y algunas anécdotas más causadas por esta mínima prenda.


En el concurso de Miss Mundo que se celebró en Londres en 1951, el Vaticano y algunos países declararon esta prenda como pecaminosa e indecente por lo que fue prohibida en algunos países como Italia, Bélgica y como no, España. Durante los 50 el rey absoluto seguía siendo el bañador pero en 1953 Brigitte Bardot  causó tal sensación durante el festival de Cannes con su bikini de flores que la gente empezó a desear más esta prenda. Otros bikinis famosos durante los 60, popularizados gracias a la industria del cine, fueron los de Úrsula Andress en la película El Doctor No y del de Raquel Welch en One Million Years en plan prehistórica, dos modelos que fueron cada vez más imitados y ayudaron, junto al de la Bardot a ganar mucho terreno al bañador.
El bikini era cada vez más deseado, pero también hacía que la mujer fuese considerada cada vez más un objeto de deseo, dicha postura también causó muchos revuelos y debates que hoy en día todavía siguen un poco latentes. La evolución de esta prenda de baño que actualmente cuenta con una industria multimillonaria, ha seguido en marcha, pero para ser cada vez más pequeña,  por lo que sigue habiendo público que la considera una prenda indecente e incluso degradante para la mujer…el debate y la polémica están servidos, cada cual que opine lo que quiera.
Y como última polémica, menos personal y más fashion, tenemos la eterna batalla entre el bañador y el bikini, de la que no se libra nadie. Opiniones hay mil, preferencias también, y está claro que todas las temporadas la lucha del bañador por volver a su reinado es cada vez más insistente pero es algo muy difícil de conseguir ya que el bikini a lo largo de su historia se ha acompañado de cualidades que el bañador nunca ha tenido tan arraigadas, como representar la libertad de la mujer con más fuerza luchando contra la represión y la tradición y también sea dicho, por su comodidad y variedad de diseños y tejidos.



Esta batalla lleva muchos años y seguro que durará muchos más, quizás por eso, algún diseñador cansado de tener que decidir creó el trikini, una hermosa mezcla de bañador y bikini perfecta para las indecisas, pero….¿cuál prefieres tú?, sea cual sea tu elección, seguro que siempre habrá alguien que le resulte polémica, ése es verdadero poder del Bikini.

martes, 5 de julio de 2016

VETEMENT, FEÍSMO Y TIMO EN LA ALTA COSTURA.

El caso de la firma Vetement es algo que aunque he intentado que no me afecte y pasar de ello, al final me ha tocado la fibra. 
Yo pensaba que era el nuevo capricho de cuatro modernas que tienen el gusto metido en el culo, Kardashian y Rihanna claros ejemplos de ello, fuleras que ven todo ese feísmo sin sentido como algo intelectual y pagan por una camiseta de propaganda de DHL más de 200 euros cuando te las dan gratis en una visita a la empresa, pero no...esto ha ido más allá. Prometo que he intentado ver el lado bueno de esta firma, pero yo por mucho que lo he intentado, aquí lo que veo es una mierda detrás de otras y cada vez más grandes y ya que se pase tres pueblos burlándose de una manera tan ruin de mi querida y preciada Alta Costura...pues me toca mucho la fibra, pero me la toca más el hecho de que el mundo le aplauda por ello.

El hecho de que esta firma haya sido invitada a desfilar en la semana de la Haute Couture Parisina, un club selecto en el cual tenías que cumplir un mogollón de requisitos para poder entrar y de repente los directivos se los pasan por el forro haciendo la vista gorda, es la mayor prueba de que el feísmo y la falta de criterio se apodera de los medios de comunicación, de la moda y las redes sociales, tan hambrientos de novedad que se agarran a un clavo ardiendo en lugar de pararse a pensar lo mal que huele todo esto y que la moda no es solo noticias frescas y sorprendentes, pero supongo que se darán cuenta de al final la caca siempre apesta.



Soy consciente de que la industria de la moda está cambiando, es necesario y apoyo la moción pero una cosa es apostar por cambios, nuevas estrategias y una constante evolución de los ciclos de la moda pero, lejos de querer resultar tradicional o carca, hay bases que se tienen que respetar, porque muchas veces cuando se quiere mezclar todo, el cóctel sabe fatal y en este caso creo que es para vomitar.


 


Vetement, en realidad se lo ha montado muy bien porque ha aprovechado un momento de crisis en la moda muy malo, y no solo crisis económica, si no creativa y de identidad; para soltar un discurso muy molón que ha calado muy hondo en los fashion addict en el que apuestan por el normcore, lo unisex, un nuevo lujo, la desestructuración y superposición de las prendas y el copi-paste de otras firmas. Unos discursos geniales que incluso a mí en ocasiones me sonaban a gloria entre tanta tormenta y velocidad en la industria, era como ver un poco el faro del puerto, pero tardé muy poco en darme cuenta de que esos discursos estaban vacíos, porque no estaban acompañados con un buen resultado final, regulares en pret-a-porter en algunas ocasiones pero para nada válidos en Costura.


 

Quizás sea porque yo no soy una moderna visionaria con el feísmo y el todo vale por bandera, y he preferido pararme a pensar que el hecho de apostar por el normcore en realidad es no tener ganas de calentarse el tarro, que lo unisex suena genial pero en cuanto te excedes hacia uno de los dos lados es un fracaso absoluto que no sale de las editoriales de moda que sin duda a mí me fascinan pero no salen del papel, que el lujo siempre será el lujo materialmente hablando y ya emocionalmente hablando cada uno lo toma como quiere,  y que la desestructuración, la superposición y el copi-paste de otras firmas no es más que un ejercicio de estilismo como tantos otros; entonces es cuando pienso...¿qué tomadura de pelo es esta?. Así que con todos mis respetos a todo aquel que le mole Vetement y sin miedo alguno a resultar poco moderno, confirmo que yo no les compro la moto.

Y si no les compro la moto pret-a-porter no te digo ya la de supuesta Couture, porque esa aberración de colección que han presentado como Alta Costura, tiene de couture lo mismo que tengo yo de Naomi Campbell.

Ayer defendían su propuesta con un nuevo mensaje muy molón que llena las bocas de las modernas de nuevo, el mensaje del "todo vale" como si fuese esto una campaña política en la que dicen cuatro frases súper molonas e irreales y la peña se viene arriba como si fuesen a conquistar una nueva galaxia o algo, pues aquí pasa lo mismo. Te suelta el discurso, te presenta una ristra de churros que no hay por dónde cogerla de lo espantosa que es pero aún así, la mayoría de la prensa y del público, nublada de juicio, comienza de decir que esto es el futuro, y que París ahora sí que es una fiesta...pero vamos a ver, la fiestas están muy bien, ya mí me encantan pero ahora en París es el turno de la Alta Costura y las fiestas de disfraces de mamarrachas vagabundas mejor las dejamos para otro día.

Un conocido periodista de moda me dijo hace un tiempo, "mucha suerte en el mundo editorial" simplemente por expresar mi opinión en una red social, porque opiné libremente que no me molaba el hecho de una cantanta apareciera en la portada de su revista, dando por hecho que no tenía ni idea de toda la estrategia comercial que hay detrás de esa elección y todo estas cosas que ya muchos sabemos, entendemos y respetamos pero no por ello tienen que ser de nuestro agrado, en realidad me dio exactamente igual todo lo que dijo al igual que ahora voy a decir que me da exactamente igual que me vuelvan a decir "mucha suerte en el mundo editorial de moda" con ese toque irónico y sarcástico por ir hoy en contra la marea del borreguismo moderil y decir con total convicción que ese intento de colección de Costura de Vetement, muy mal permitida por la Chambre Syndicale de la Couture Parisienne, me parece una AUTÉNTICA MIERDA.



 

Lo siento, pero que me vengas diciendo que rescatar un chándal de terciopelo de los 90 de otra firma, los estampados de otra, hacer toda la ropa grande, desgarbada y colocarla como si te hubiera explotada encima para después combinarla con unas botas más allá de la ingles que son las más feas que he visto en muchos años es la nueva sensación de la Alta Costura...pues como que no, que yo por ahí no paso, y ya dejando el gusto de lado porque debo respetar que para gustos colores, no me parece bien, ni justo, ni correcto que muchos diseñadores muy pero que muy cualificados hayan intentado formar parte de la Cámara de la Alta costura y hayan sido rechazados por no cumplir algunos de los requisitos, unos requisitos que en esta ocasión están siendo totalmente ignorados para fovorecer a falsos valores de la industria que a mi parecer han sido potenciados por otros falsos valores de la farándula que desgraciadamente son los que tienen más visibilidad (una vez más debo nombra a la Kardashian), y no puedo evitar pensar que los directivos han preferido que esta presentación sea sùper mediática y molona antes de que esté a la altura...anda que se estará riendo poco de ellos el colectivo este anónimo de diseñadores, bueno de ellos y del mundo de la moda en general, pero no podemos quejarnos porque se les está permitiendo. Yo soy de menos bombo y más apostar por verdaderas propuestas dignas de la Alta Costura.



A riesgo de dañar nuevamente mis retinas os dejo algunas fotos más de esta joya majórica de colección, y os voy reconocer que hay algo que sí me ha gustado de esta presentación, el hecho que se vuelva a pensar en el hombre para la Alta Costura, es algo que siempre me ha pasado por la cabeza y hace unos años Gaultier y algún otro hizo algún intento, pero sinceramente, aunque en esta ocasión en más hombres mostrando la propuesta de mujer, si la cosa va ir por el estilo de Vetement...pues mejor nos quedamos los hombres sin costura que no pasa nada verdad?.







Modernas...esto se nos va de las manos total.

jueves, 19 de mayo de 2016

VOGUE ESPAÑA, ASÍ NO EH?...OTRA VEZ CONFUNDIENDO A MI NAOMI?.

Hace un rato que he ido a comprar mis revistas del mes de junio, he llegado a casa y ojeando el ejemplar de Vogue me he dado cuenta que una vez más se me están confundiendo a las modelos negras, y claro, yo ya me altero, porque esto es algo que a mí me pone muy nervioso ya que no dejo de pensar que el hecho de que sean negras no tienen ni por qué parecerse, como sucede en este caso. Pero no queda la cosa aquí, porque cada vez que miro esta página, es que no salgo de mi asombro.




¿Cómo es posible que una página llena de maravillosas fotos y con apenas 40 palabras se hayan cometidos 3 errores?....pues no lo sé pero así ha sido.

En primer lugar y como iba diciendo, ponen esta maravillosa foto de BEVERLY PEELE (lo pongo bien grande para que no se olvide), una modelo negra maravillosa de los 90 que compartió editos y kilómetros de pasarela con mi querida Naomi Campbell, pero no por ello hay derecho a que se la confundan con ella continuamente, pero los de Vogue ponen que es Naomi Campbell y se quedan tan panchos.
Por cierto esta foto de Beverly Peele pertenece al edito que hizo Patrick Demarchelier para el número de mayo de 1992 del Vogue Us, un maravilloso edito en el que Beverly, mi Naomi y una jovencísima Tyra Banks están que se salen y además dichas fotos son la prueba de que Naomi no se negaba a trabajar con Tyra como dicen las malas lenguas viperinas.




Volviendo al tema de los errores, el nombre de la súper y mega archi conocida Top Model Christy Turlington lo han escrito mal, que no es que sea de mucha importancia, pero mira que lo habrán escrito veces en la prensa de moda como para que se te pase por alto que no acaba en "ie" si no en "y". Y por último, dicen que la foto de la Schiffer fue hecha durante un desfile en 1994, cosa que no creo que sea cierta ya que esa foto pertenece al desfile de presentación de la colección "primavera-verano 1994", el cual se hace en septiembre del año anterior, por lo que la frase correcta sería..."Claudia Schiffer durante un desfile en 1993". 

Sé que muchos pueden pensar..."vaya un tío puñetero este", porque parece que solo le busco las cuatro patas al gato y que me gusta meterle caña a Vogue, pero eso no es cierto. Este post, a pesar de que muchos no me crean, es una crítica constructiva al personal de Vogue, para animarlos a que presten un poquito más de atención a la hora aportar datos y nombres en sus artículos y que aprovechen mejor la oportunidad de disponer del maravilloso y riquísimo archivo de información del que Vogue dispone y al que afortunadamente tienen acceso.

Ojalá yo tuviera la suerte de poder disponer de toda esa información, en primer lugar porque aprendería mucho, he sido mas bien autodidacta y soy consciente que me quedan muchas cosas por saber de la industria y la historia de la moda y soy consciente de que lo que ya sé, siempre se queda más bien corto y aunque me documento todo lo que puedo y hasta donde mis medios me lo permiten, he cometido algunos errores, me he corregido y me he retractado, pero al fin de cuentas yo soy un don nadie que le pirra la moda y aporta su humilde opinión, pero ustedes, señores de Vogue, son unos profesionales y unos privilegiados a la hora de disponer de información, así que por favor, casos como la página 211 del número de junio, no deberían repetirse.



 


Como veis, yo no lo he podido evitar y he corregido los datos en mi ejemplar, y juro que lo haré en todo el que caiga en mis manos aunque me tachen de loco, pero en el fondo me lo agradecerán porque la información que obtendrá todo aquel que lea esa revista, será realmente cierta y posiblemente Beverly Peele algún día me lo agradecerá, porque debe de estar hasta el moño de que la confundan siempre con Naomi.


Sin nada más que decir y apostando por una información seria, veraz y de calidad en la comunicación de moda, me despido animando a Vogue a que sigan con su gran trabajo para que la prensa de moda sea tomada en serio en este país.

Saludos.


viernes, 6 de mayo de 2016

MANUS X MACHINA, LO REALMENTE IMPORTANTE DE LA GALA DEL M.E.T. 2016.


En estos días, se ha celebrado una de las galas más importantes de la industria de la  moda y a la que todo famoso que se precie tiene que asistir si quiere ser considerado como “alguien de actualidad” en el mundo de la farándula. Y digo en el mundo de la farándula, porque aunque esta gala sea un evento realizado por y para la moda, las personas que asisten, en su mayoría no trabajan en ella. No está mal que a las galas sean invitadas personas de todas las profesiones, pero está claro que el famoseo es lo que premia y tristemente la exposición pasa a estar en un injusto segundo plano. Por eso no vamos a hablar de la mejor o peor vestida de esa noche, en primer lugar porque hay poco bueno que decir ya que la colección de mamarrachas es bastante amplia, ni tampoco vamos a comentar si el “dress code” se respetó porque, si no lo respeta ni la anfitriona principal… para qué vamos a seguir con el tema.

Lo realmente importante es la exposición que se inaugura esa noche. Este año, tiene como título MANUS X MACHINA. LA MODA EN LA ERA DE LA TECNOLOGÍA. Instalada como siempre en el MET de Nueva York, esta exposición tiene como propósito que el visitante encuentre una respuesta a unas preguntas que actualmente están cambiando los conceptos y las tradiciones de la industria de la moda. 
-¿Qué se necesita para hacer una hermosa prenda de vestir? 
-¿Es más preciado el esfuerzo del trabajo a mono de una creación de Alta Costura o un vestido impreso en 3D?. 

Izquierda,Chanel Couture 1963, centro y derecha Chanel Couture invierno 2015.


El Museo Metropolitano de Arte y el comisario a cargo, Andrew Bolton, han profundizado para desenterrar las respuestas con esta exposición del Costume Institute que cuenta con más de 170 piezas de moda de diseñadores del pasado y del presente, mezclando de una manera estratégica a las dos protagonistas: MANUS, representada por prendas realizadas totalmente a mano con métodos artesanales tradicionales y MACHINA, representada por piezas que tras la revolución industrial y la invención de la máquina de coser, hicieron cambiar  la mentalidad rápidamente hacia los métodos que deben utilizarse para hacer algo verdaderamente extraordinario como son estas piezas de costura, llegando a ser creadas con impresoras 3D y otras técnicas de nuestros tiempos.


Chanel Haute Couture invierno 2005

Actualmente, distinguir entre Alta Costura y Prêt-â-porter es algo cada vez más confuso, por eso en la exposición se muestra el amplio abanico de prácticas de diseño que se aplican en el siglo 21 y deja bastante claro que cuando se trata de elegir entre el hombre o la máquina no es todo blanco o negro, que en los tiempos que vivimos debemos elegir un hermoso gris que representa el equilibrio perfecto entre las dos disciplinas y aprender así que aunque se me ame y se valore mucho la costura tradicional, si es unida a las maravillas de la tecnología de las que actualmente disponemos,  no se consigue otra cosa que no sea enriquecer el resultado final y crear cosas realmente maravillosas como las que se pueden ver en las salas de esta exposición.

Prendas de los archivos de Dior, Balenciaga, Chanel, Alexander McQueen, Iris Van Herpen, Yves Saint Laurent, Hussein Chalayan, Iseey Miyake y Prada entre otros, se estructuran en torno a los principios de casas fundadores de la Alta Costura y sus oficios como bordados, plumas, flores artificiales, plisado, encajes y trabajos en cuero enfrentadas ante la mirada de prendas de la moda actual que se adapta inevitablemente a nuestra era. Un punto de vista muy interesante que todo aquel que decida visitar la exposición podrá disfrutar y al final podrá decir que tanto jaleo de alfombras rojas, tanto famoseo y tanto despropósito, lo único que han hecho ha sido hacer sobra a algo tan impresionante como es el alma de todo esto, esta maravillosa exposición.


Lo que siempre se ha pensado que eran dos grandes fuerzas que chocaban, mano y máquina, ahora han sido unidas de una manera…deliciosa. Disfrutemos de ello.

Givenchy Haute Couture 1963 y Alexander McQueen primavera 2012

Proenza Schouler invierno 2015 y Iris Van Herpen invierno 2013

Iris Van Herpen Haute Couture invierno 2014.

Maiko Tekada 2013

Iris van Herpen invierno 2011

Sarah Burton para McQuenn inverno 2012

Izquierda y centro Dior Haute Couture 1947 y derecha Alexander McQueen primavera 2012

Noa Raviv 2014
Dior Haute Couture primavera 1947, Hussein Chalaya primavera 2007 y Paco Rabanne Haute Coture 1967.