lunes, 20 de agosto de 2012

CRISTO, CRISTOBAL BALENCIAGA MUSEO. RENUEVA TU FE EN LA MODA.

Durante mi viaje al norte de este verano, una de mis visitas obligadas era el MUSEO BALENCIAGA, el verano pasado quise ir pero acabé en París, menudo cambio no?, fue un viaje maravilloso pero tenía muy claro que de este año no podía pasar mi visita al  museo del creador más grande que ha dado nuestro país y de uno de los mejores, por no decir el mejor, del mundo.

No podía esperar más porque  para mí la moda es como mi religión, y como toda religión debe tener su CRISTO, el mío es CRISTO-BAL BALENCIAGA, por lo que como un devoto peregrino debía ir a conocer de cerca su doctrina, lo que podría decirse la biblia de los diseñadores.
AMEN.

A estas alturas de la vida, cualquier cosa que yo diga sobre el museo y su colección sabrá a poco, porque ya han sido muchos fieles los que han visitado este templo del diseño y han comentado sus impresiones, pero si no digo algo siento que estoy cometiendo un pecado mortal.

La selección de prendas expuestas es magnífica y representa muy bien el trabajo y la evolución de Balenciaga, son prendas de un patrón y confección perfectas, algo sabido por todos, pero debo decirlo. Te puedes quedar horas mirando las prendas, yo no podía dejar de mirarlas mientras pensaba en todo el proceso de confección, admirando el patrón, el volumen, los tejidos...todo, era como ver los orígenes de la creación, pero en vez de la humanidad, el de la modernidad.

Recomiendo la visita guiada o que lleves el audio guía, esa voz del más allá, te explica cosas muy interesantes de muchas de las prendas y de la carrera del modisto y además en las vitrinas de algunos de modelos hay pantallas en las que mediante dibujos se explica el proceso de patronaje, corte y confección de la prenda, yo me quedaba embobado, como un crío en el cole cuando descubre algo nuevo y no podía ser menos porque cuando te están explicando la obra del más grande, del divino, el que estableció todas las premisas de la modernidad, el que según  según Dior hacía lo que quería con los tejidos mientras los demás hacían lo que podían, y del único diseñador al que Coco Chanel dedicó buenas palabras, diciendo que él era el único modisto capaz de completar todo el proceso creativo de un vestido, desde el dibujo hasta la propia confección del mismo.

La iluminación de las salas es escasa, nada divina, pero sí  protectora con sus creaciones, me costó hacer fotos, hasta que con mucha fe, pillé el truco de disparar cuando la intensidad variable de la iluminación llegaba a su punto máximo, como si de la aparición de un santo se tratara, conseguí algunas fotos dignas de este sagrado post.

Mi selección divina:


San Perfecto.


Santa Sobriedad.


A este vestido lo voy a llamar "La anunciación de Versace"


Santos Cóctel de Primavera y Verano.


Santa Coralina Divina


Santa  Cadena Perpetua.


San Bordado de Relieve.




San Elegante


Santa Transparencia.


San Vestido de las Bandas Divinas.


Santa Novia de Bordado Recortado.

Yo creo que estar en el cielo tiene que ser algo parecido a visitar este museo y pienso que es una visita obligada para todo aquel que sienta devoción y respeto por la moda o necesita recuperar la fe en ella, y una visita muy recomendada para todo aquel que no tenga reparo en  dejarse conquistar por el trabajo de este visionario en su época,  y quizás descubra que puede llegar a comprender la moda, a respetarla tal y como se merece, incluso llegar a adorarla como un servidor y a formar parte de esta religión moderil.

POR CRISTO, POR ÉL Y EN ÉL
A TI, CREADOR OMNIPOTENTE
POR LA UNIDAD DEL ESTILO Y LA ELEGANCIA,
TODO PATRÓN Y TODA PRENDA,
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS
AMEN.



P.D.: Esta post se lo lo dedico a Vipu y a mi querido Padre Alfon.

6 comentarios:

  1. JAJAJAJAJAJAJA! ¡Me ha encantado tu manera de relatar el recorrido por el museo!
    "La Anunciación de Versace" Fanum maximum ;P

    ResponderEliminar
  2. Enkar, es que cuando vi este vestido no pude evitar pensar en él¡¡¡
    Besos.

    ResponderEliminar

Mira lo que han dicho...