domingo, 23 de septiembre de 2012

JUNTO A TERESA HELBIG.

Si hubo un desfile en la MBMFW del que siempre tendré un buen recuerdo sin ningún tipo de dudas es el de mi querida TERESA HELBIG, además de porque la colección era bajo mi punto de vista la principal candidata para el premio Loreal, porque cuando me invitó a ver la colección en el backstage y me hizo sentir como una más del equipo, me dijo que como si fuera de la familia y la verdad, que sentirte parte de la gran familia Helbig durante unas horas es algo muy especial para mí, porque la admiro como creadora y porque es una persona encantadora al igual que su marido, su madre y Lorena, son todos encantadores y no tuvieron ningún reparo en charlar conmigo sobre la colección y otras cosas a pesar de los nervios y los preparativos del desfile.

Cuando comencé a echar un vistazo a la colección lo primero que pensé fue: "qué mala es Lorena, me engañó cuando me enseñó el adelanto de la colección este verano, seguro que lo hizo para que viniera al desfile con un concepto equivocado¡¡¡¡¡" y así fue, lo confesó cuando empezó a darme detalles sobre la colección y enseñarme las prendas, explicándome la elaboración artesanal de hasta el más mínimo detalle; ella, en verano me había enseñado el color lima para que pensara que habría mucho color en la colección y no era del todo cierto, había color, pero sólo en algunas prendas.

Aunque yo tenía una idea equivocada mi sorpresa fue muy grata, la colección está inspirada en el primer paisajista del Palacio de Versalles así que las flores con la margarita como flor principal, el toque  barroco y el romanticismo que inspira dicho palacio se ve y son la esencia de las prendas.


Nicolasa captó preciosas imágenes de todos esos detalles así que gracias a ella los podréis apreciar como si en la mano los tuvierais. 
La colección recoge esa inspiración con tejidos ricos que siempre son creados en el propio taller de la diseñadora, con margaritas aplicadas en algunas prendas que combinan a la perfección con puntillas doradas que unidas decoran las prendas o se cosen sobre ellas en forma de pequeños volantes.

Margaritas, mi flor preferida, representa la dulzura, la belleza y la fuerza de  las Heligirls.








Los rombos son otra de las señas de identidad de Teresa.

Flores de metal dorado hechas a mano por un artesano.

Puntillas doradas unidas a mano para crear el cuerpo de esta vestido.

 


Los patrones desestructurados pero impecables y perfectos ante el ojo de cualquier lupa moderil son la base de  las prendas de esta colección, en la que predominan los colores nude y beige  y en la que no faltan los detalles artesanales como las jaretas, ya un clásico de la casa, los bordados y abalorios brillantes


Cuerpo al que Lorena llamó Peter Pan



























Cuello bebé con abalorios brillantes.




Cuello realizado con puntillas doradas cosidas a mano.




Volantes dorados ponen el toque barroco junto con suaves rasos blancos.






































En algunas prendas se unen varias técnicas artesanales, son las prendas con más fuerza y las que mejor plasman la inspiración de la colección, sin ver las imágenes podrías pensar que puntillas doradas rizadas, bordados y abalorios de cristal en una sola prenda puede resultar algo cargante, pero Teresa lo aplica a un pequeño short y queda algo tan bonito como lo de la siguiente foto.



Margaritas y oro.

Este vestido de margaritas es una de las piezas estrella de la colección.




Corre corre ¡¡






























































































































En otras prendas, solo el tejido o algún pequeño detalle las hace simplemente irresistibles.




Jaretas y cuello bebe con bordado romboidal.

Este tejido de flores bordadas hace de esta falda con péplum un gran pieza.




Del mismo tejido, Heather Marcks lleva un vestido de líneas puras.












































































































Y aunque casi todas la salidas tenían una nota de color con el calzado, llega el momento de ver los colores con los que Lorena me había confundido mis ideas sobre la colección, un magenta intenso y el verde lima ponen el toque travieso sin perder la elegancia, la dulzura y el romanticismo.


Las flores metálicas doradas aportan la nota romántica.








Estas fueron las prendas con las que Lorena confundió mi concepto sobre la colección.









































El azul celeste solamente se vio en estos botines, y en los beige las flores doradas los transforman en un complemento joya de la colección




Las pulseras de Teresa Helbig también creadas a mano por un artesano son los únicos complementos de la colección.






































Estos dos colores también aparecen en el tejido que más me gustó de la colección, un tul bordado con pequeñas flores con el que Teresa creó unas prendas fantásticas, delicadas, románticas y muy femeninas.

Podría decir muchas cosas para explicar el porqué me gustan tanto pero si las veis sobrarán las palabras, sé que os encantarán.






Falda globo rellena de tul.



Este es mi vestido preferido del desfile.



Y como ya es costumbre, la diseñadora siempre pone su toque atrevido y en esta ocasión además de algunas transparencias lo mostró con un estampado de pitón que aunque en principio pueda sorprender se integra perfectamente en la colección.





Lorena me confesó que era su pieza preferida, y a ella sé que le quedará genial.

Es una gran colección y como toda gran colección se merece un maquillaje y peluquería apropiados, es algo muy importante a la hora de presentar el desfile,  ayuda mucho a transmitir al público y clientela la inspiración y  el ambiente que el creador necesita para que sus prendas tengan más vida sobre la pasarela.
Teresa acertó por completo y en estos primeros planos que Nicolasa hizo lo veis a la perfección.



Lakshmy recibe los últimos toques para un cabello romántico y alborotado.

Labios rosas dulces y luminosos.

Sexy y femenina...............

Pero traviesa¡¡¡¡



Disfruté muchísimo durante todo el desfile, todo salió perfecto y ver la cara de felicidad de Teresa y su equipo al terminar el desfile es algo que no tiene precio, me siento afortunado de haber vivido este desfile con ellos.

Los aplausos son una gran recompensa a un gran trabajo muy bien hecho y a un dedicación por la moda que se nota en cada puntada, puntadas en las que Teresa y su equipo ponen el alma y eso señores, se nota.


Salida final, o más bien entrada al backstage final del desfile de Teresa Helbig, al oír al público se te ponen los pelos de punta¡


video


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mira lo que han dicho...