domingo, 6 de diciembre de 2015

ADIÓS, QUERIDO CATÁLOGO DE MANGO.

Hace mucho tiempo que no escribía un post de estos que sacan mis pensamientos y sentimientos moderiles, pero es que la noticia que leí ayer me ha producido unas ganas enormes de expresarme así que...aquí estoy.

Sé que puede parecer algo exagerado, algo tremendamente disparatado, incluso algo sin sentido alguno, pero el hecho de que MANGO, haya anunciado que retira su catálogo en papel, para mí es algo muy duro de asumir además de un disgusto enorme.

Este catálogo, para mí, no es un simple catálogo de moda, es algo que ha formado parte de mi vida durante más de 20 años y al que este blog tiene mucho que agradecer. Los post que hice sobre todas las "Chicas Mango" que han pasado por sus páginas y campañas desde su origen en 1992, han sido sin duda alguna los más visitados, incluso se habló de ESTO ES MODA en un blog de Vogue y varios periódicos digitales cosa que le dio más visión a esta bitácora. Estos post no hubieran sido posibles sin mi colección de catálogos IMPRESOS de Mango, los cuales guardo con mucho cariño y admiración desde el año 1993.


Mi colección de catálogos de Mango

El catálogo de Mango primavera-verano 1993, fue el primero que cayó en mis manos cuando era un niño, en él, mi Naomi y la Schiffer presentaban la colección con unas maravillosas fotos en un desierto americano, con una furgoneta hecha caravana hippy muy apropiada para todo el rollo de la colección. 




Me gustó tanto que desde ese momento, decidí que los coleccionaría. He sentido gran devoción por estos catálogos y muy pocas temporadas me ha decepcionado ya que las fotografías siempre eran de grandes fotógrafos y tenían mucho rollo. Por sus páginas han pasado grandes tops como Naomi, Claudia Schiffer, Christie Turlington, Eva Herzigova y Helena Barquilla y además, el catálogo de Mango ha servido de trampolín hacia el éxito para muchas modelos que llegaron a ser muy grandes, como Natalia Semanova o Dianne Kruguer.








La retirada del catálogo impreso se debe a que Mango, tras el bajón de ventas que tiene desde hace unos años, sigue con sus estrategias de renovación y para aumentar beneficios, por eso,  ha decidido invertir más en las nuevas líneas, la de hombre, Violeta y Kids y a su vez quiere parecerse más a Zara, proporcionando nuevas prendas en las tiendas cada 15 días, presentando una campaña y lookbook nuevos cada mes en la web y apostando por tener más presencia en las redes sociales.

Pues muy bien señores de Mango, a mí todo esto me parece formidable, ya que lo de que se trata es de vender, pero para vender, además de todo esto que estáis montando, en lo que más os tenéis que parecer a Zara y que muchas veces me da la sensación que se deja como último recurso, es en que vuestras prendas molen tanto como las suyas, queridos míos.

Siempre os he respetado mucho, pero debo ser sincero y deciros que hace ya muchos años que este respeto se debía única y exclusivamente a que me mola mucho vuestro catálogo impreso y ahora resulta que me quedo sin él, así que adiós respeto y creo que es inevitable que paséis al olvido entre mis opciones en cuanto a moda se refiere. En primer lugar, porque vuestra ropa hace años que dejó de interesarme y segundo porque los escasos viajes que hago a vuestra tienda es para recoger mi catálogo y ver que por lo menos en este campo seguís molando y os lo curráis bastante bien, y ahora sin catálogo...menos voy a ir.

Como cliente y seguidor vuestro que he sido muchos años hasta que os volvisteis sosos y aburridos, encasillados en lo mismo sin arriesgar nada; quiero deciros señores de mango, castradores de catálogos impresos, que pienso y creo que a los clientes les da exactamente los mismo ver ropa sosa y poco atractiva cada mes, cada 15 días o diariamente... si no mola, no compramos. Y dicho esto, creo que sería una idea genial que invirtierais más en nuevos coolhunter y diseñadores que hagan prendas atractivas, más novedosas y apetecibles para el público, y así, además de vender mucho, os saldría más barato y podríais seguir costeando mi querido y preciado catálogo impreso, el cual ya no sólo me gustaría por su fotografía y demás historias, si no que estaría lleno de ropa molona y me apetecería mucho más ir de compras a vuestras tiendas acompañado de una legión de amigas y clientas que se dejan aconsejar por un servidor.






Se nota que estoy enfadado, se nota que estoy furioso y se nota que estoy triste, por eso he decidido dar mi más sincera opinión sobre esta empresa.
 Mi colección de catálogos de Mango al parecer llega a su fin y no me gusta nada la idea de terminar con algo que para mí ha sido importante y emocionante. 
Tengo que decirle adiós a un catálogo con el que he aprendido, con el que he conocido a modelos y fotógrafos, un catálogo que me ha servido de inspiración y que siempre me ha encantado coger con mis manos y visualizarlo aunque hayan pasado 10 años. 
Señores de Mango, supongo que seguiréis haciendo grandes campañas y catálogos en la web y las redes sociales, o eso espero, pero para mí no será lo mismo ya que pronto pasarán al olvido, porque no serán palpables y no tendrán ese valor añadido que aporta el papel couché a la fotografía de moda y a la moda en general.

En fin...la moda avanza, cambia y evoluciona con los tiempos, eso es necesario e inevitable, pero en esta ocasión, además de no ofrecerme lo fundamental me ha dañado mi mundo personal, así que solamente me queda por decir que ya tiene que cambiar mucho el producto de Mango y volver a imprimir en papel, para que yo vuelva a mostrar interés por ellos y hacer las paces en beneficio de ese amor que un día les tuve.

Ciao Mango...fue bonito mientras duró.




1 comentario:

Mira lo que han dicho...