domingo, 6 de septiembre de 2015

¿QUÉ PASA CON LOS CHUBASQUEROS?

Es una gran sorpresa para mí, que este largo, caluroso, asqueroso e insoportable verano, me haya dado una tregua con estas deliciosas y refrescantes lluvias que alegran mi cuerpo por muy raro que parezca y además vienen genial para refrescar el ambiente tan caldeado que se respira últimamente.

Sé que la mayoría de la gente me mira raro y dudan de mi salud mental cuando digo que me encantan los días de lluvia, incluso me gustan los días de fuertes vientos, pero sobre todo me miran raro cuando digo que odio el verano, pero en el fondo me da igual porque el tiempo pone cada vez a más personas de mi lado ya que como dice el anuncio...el verano hace bueno al invierno. Se os va a caer un mito queridos amantes del verano.

El tema es que es esto días de lluvia me han hecho recordar una prenda que está totalmente infravalorada y casi olvidada en los armarios de los españoles, ¿ qué le pasa a España con el chubasquero?, y sobre todo ¿qué le pasa a los hombres españoles con el chubasquero?

Las mujeres son algo más defensoras de esta prenda, y cuentan con más formas y coloridos, de materiales impermeables y sobre todo mis preferidos, los de plástico transparente. Ellas saben que es cómodo, práctico, y un buen aliado para aportar estilo y personalidad a sus estilismos de días lluviosos ya sea acompañado de un paraguas o sin él.

 

 

 

Mi preferido es este de la joven diseñadora Natalia Rivera.

Respecto a lo hombres, antes de responder, aclaro que cuando pregunto por esta prenda no me refiero a ese espanto que se vende en tiendas de deportes y que seguramente es lo único que se les viene a la mente al preguntar por el chubasquero de hombre, me refiero a porqué en el día a día los hombres no utilizan las variedades más elegantes y bonitas de esta prenda para resguardarse la lluvia cuando van a la oficina, al cine, de compras o cualquier otra actividad cotidiana en un día de lluvia que no sea hacer deporte.

Hay otras opciones más elegantes, incluso divertidas, para los días de lluvia en la ciudad como el clásico chubasquero amarillo de los pescadores que personalmente me encanta y que evidentemente está en otros muchos más colores. Los de estilo gabardina, muy elegantes y confortables y por supuesto nosotros también tenemos mi favorito, el de plástico transparente, para los más atrevidos y los quieran darle un toque divertido a esos día injustamente tratados como grises y aburridos, una prenda por la que han apostado firmas de lujo como Burberry.

 

 





Yo apuesto mucho por esta prenda, tengo dos fantásticos que me me vienen genial en estos días de lluvia así que invito a todos los españoles que usen y abusen de esta prenda, podrán dejar el incómodo paraguas en casa, disfrutar de la lluvia como un niño pequeño sin acabar como una sopa y si deciden apostar por las transparencias, disfrutar de vuestro estilo personal sin que una prenda de lluvia impida que lo mostréis al mundo.

Siempre he dicho que a los días de lluvia se les puede sacar mucho partido, y con vuestro chubasquero disfrutaréis de ello.

Y ahora ya no sé si me mirarán más raro por odiar el verano o por promover esta prenda tan incomprendida, sea como sea...arriba el chubasquero.



























































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mira lo que han dicho...