miércoles, 6 de mayo de 2015

LA GALA DEL MET ... VA DE CULO.

Hay muchos eventos de moda durante el año, pero todo aquel que se precie debe asistir a LA GALA DEL M.E.T., porque si no, no eres nadie.
Pero por muy importante que sea esta noche para el mundo fashion y del famoseo, al parecer esta gala va un poco de culo, lo digo por dos motivos.
En primer lugar porque aunque se indica un "dress code" que va asociado a la temática de la fiesta, este año ha sido China, las invitadas en su gran mayoría se lo pasan por el forro y los invitados ya ni te cuento, porque salvo algunas excepciones como las chaquetas tan molonas de Justin Bieber y Olivier Roustein, todos los demás no salen del traje negro, aunque supongo que en China también será de lo más recurrido. 
Muy pocas invitadas llevaban algo que aludiera a este país, a su moda y a su cultura. La que más me ha gustado ha sido la casi desconocida para mí Bee Shaffer, que llevaba un McQueen que era un regalo para todos los sentidos y de lo más apropiado para el evento y la temática. Pero además de Bee, solamente Karolina Kurkova, Georgia May Jagger y Sarah Jéssica Parker, mostraron claramente que apoyaban el dictado del "dress code", aunque yo diría que Sara Jéssica se lo tomó demasiado en serio porque me daba un poco de miedo.

Bee Shaffer con un impresionante diseño de McQueen.

Algo triste es también el hecho de que solamente Rihanna llevaba un vestido de una diseñadora china, cosa que valoro mucho y le aplaudo aunque cada vez que miro su foto no pueda evitar ver una tortilla de patatas o una pizza cuatro quesos con los bordes rellenos de queso, hay que ser una valiente para apoyar la causa de esta manera.

Rihanna con diseño de Guo Pei.
























El segundo motivo y el más importante por el pienso que esta gala va de culo, o más bien de culos, es porque las posaderas y las transparencias han sido las absolutas protagonistas.
Siempre me han gustado las transparencias; estratégicamente situadas resultan geniales pero en esta ocasión, la buena colocación es lo que ha brillado por su ausencia.
Las transparencias del Burberry de mi Naomi son ideales, provocativas y discretas, las de Joan Small aunque son más evidentes no llegan a resultar excesivas y más en el cuerpo de este bellezón; pero no puedo evitar decir que en un evento de este calibre y con tanto público, las transparencias han sido demasiado excesivas enseñando demasiada carne gratuita e innecesariamente y eso para mí, en la vida real tiene un nombre: VULGARIDAD.



 


Creo que queda claro lo que me han resultado los tres culos más famosos de esta gala, porque no nos engañemos, exceptuando la tortilla de Rihanna, solo se ha hablado de culos. A Jennifer López,  Kim Kardashian y a Beyoncé, muy pocas personas les han mirado el maquillaje y el peinado, todo el  mundo recuerda sus hermosos y destapados culos,  que en esta ocasión, por muy voluptuosos, sexys, admirados y bien puestos que sean...han rozado la vulgaridad desmereciendo incluso los preciosos vestidos que llevan. (el de Beyoncé no tanto la verdad)









































Dicho esto, quiero aclarar que no me resultan vulgares por su tamaño, si no porque creo que son vestidos inapropiados para la ocasión, que luego me vienen los folloneros diciendo que no todas las mujeres deben ser delgadas y con culos pequeños, deseando nombrar la recurrida anorexia, entonces es ya se me va la cabeza y me aburro muchísimo de escuchar siempre las mismas tonterías tan manidas y absurdas.
Estas tres señoras son preciosas, guapísimas, con curvas, y sus cuerpos me encantan tal y como son, es más,  a Beyoncé la adoro, es una tiarrona de los pies a la cabeza y una artistaza como pocas, pero sinceramente, las otras dos no son santo de mi devoción. Dejando aparte el tema de las transparencias y el culo, Kim, por muy guapa que sea, se pasa tres pueblos con su obsesión por su culo, chica, sabemos que lo tienes, que es muy deseado y que está muy bien puesto (ya te encargaste de ello), pero ya me cansas mucho con el tema, intenta destacar por algo diferente alguna vez y Jennifer, por muy guapísima que sea no la soporto, siempre he pensado que en el fondo es una choni perulla.

Mi opinión final es que un poco más tapaditas me hubieran resultado espectaculares, bueno, decidido, Beyoncé no, que cada vez me gusta menos el vestido y el peinado. Y como muestra y apoyo a que el tamaño de los culos no es lo que me desagrada si no el mostrarlos desmesuradamente en los lugares menos indicados, añado que igual de vulgar me resulto que Irina Shayk con todo su cuerpo delgado de modelo llevara en la fiesta de los Óscar las excesivas transparencias de este Versace que tanto me gustó en pasarela.

Ejemplo de cómo no pasarte con las transparencias.




























Esta gala pasará a la historia como la gala de los culos y la tortilla de patatas y en cuestión de dos meses nadie recordará que China era el tema principal, sobre todo porque el dragón chino del vestido de Jennifer López es la única evidencia que podría quedar en las memorias, pero desgraciadamente sólo es evidente en la parte delantera del vestido y todos sabemos que por culpa de un famoso culo al descubierto, apenas ha sido fotografiado y quedará en el olvido.

Y como cierre os pongo una foto de la vieja, la reina del Pop que como siempre, hace lo que le sale del tonto, y se pasa por el forro la gala, el dress code, la China y quién se ponga por delante poniéndose un vestido con el nombre de su disco escrito para hacer promoción. Si es que la es es negocianta no puede dejar de serlo ni por un día.


Vestido de Moschino en el que se lee "Rebel Heart"

1 comentario:

  1. Jeje qué chulo!! Ten una buena semana cielo!!

    Lee mi último post aquí!

    ¿Nos seguimos? Házmelo saber y yo haré lo mismo:
    Mi blog | Bloglovin

    ♥‿♥

    ResponderEliminar

Mira lo que han dicho...