jueves, 22 de diciembre de 2016

SE ME HA IDO LA MEJOR...ADIÓS FRANCA SOZZANI.

Mira que llevaba tiempo sin escribir nada en el blog debido a una desgana bastante grande que me está invadiendo y por otro lado, mira que que llevaba tiempo intentando escribir algo que me motivara un poquito con la esperanza de cargar energías y seguir disfrutando de este espacio moderil. El caso es que aquí estoy, pero la vuelta a este humilde blog para expresar mis sentimientos moderiles ha sido, muy a mi pesar, por todo lo contrario a lo que tenía pensado, mi regreso es por la triste noticia de la muerte de la gran FRANCA SOZZANI.




Para todo aquel que tenga idea de moda y sobre todo para todo aquel que ame la moda de verdad, esta gran dama no necesita presentación, pero pensando en los jóvenes nuevos miembros de la comunidad moderil y en algún que otro despistado, aclaro que Franca era la directora de Vogue Italia, lo ha sido durante 28 años, unos 28 años en los que ha demostrado ser la mejor editora jefe de toda la familia Vogue por mucho que le pese a la Wintour, ya que bajo mi punto de vista no le llega ni a la uña del pie a Franca.

Este post, no lo escribo en plan noticia porque para eso ya hay otros medios especializados que se encargan de hacer corta pega los unos de los otros, yo quiero escribir sobre Franca, sobre todo para mostrarle mi más sincera admiración y respeto.

Para mí y creo que para todos los amantes de la moda de mi generación y años cercanos, Franca es una figura muy importante en el mundo de la moda porque ella fue propulsora de que la moda fuese tan espectacular y maravillosa en los años en los que yo empecé a conocer de jovencito la industria y sus recovecos, los años 90. Una década en la que la moda estaba más de moda que nunca y en la que la creatividad no conocía límites.

Franca, comenzó a ser directora de Vogue Italia para el número de julio/agosto de 1988, justo después de la primera portada de mi Naomi para esta edición, y lo hizo de la mano de su inseparable Steven Meisel con esta preciosa, fresca y visionaria portada de la bella Robin McKintosh.




Este fue el comienzo de su prometedora carrera y de una revolución para esta revista que se convirtió en la más visionaria, exquisita y moderna de toda la familia Vogue. 
Desde que vi la primera portada de Vogue Italia, supe que para mí siempre sería algo más que una revista de moda, para mí eran auténticos objetos de deseo con los que soñaba poder tener en mis manos para disfrutarlos y absorber todo lo que pudiera de ellos. Gracias a las portadas de Franca desperté mi pasión y deseo por la moda.
Por eso, además de presentar mis respetos y admiración a esta trabajadora nata, le quiero dar las gracias por muchas cosas.

-Gracias por ser partícipe de que mi pasión por esta industria de locos fuese tan intensa que incluso llegara a cometer auténticas locuras de adolescentes para conseguir uno de tus ejemplares, sobre todo en los que decidiste poner a mi Naomi en portada, disfruté y sufrí esos momentos al límite.




-Gracias por tantas y tantas maravillosas portadas y editoriales con las mejores modelos del mundo en lugar de cantantas y famosas. Sobre todo por las de Naomi y Linda que son realmente para morir de amor....en realidad, he de admitir aunque sea fanático de mi Naomi que las de Linda son más molonas, son todas una locura de bonitas.






-Gracias por aportar una gran visión y creatividad, revolucionando el mundo editorial de moda con puntos de vista diferentes y valientes y utilizando temas de actualidad en tus números retando al resto de revistas que suelen tener tendencia a acomodarse.



 




- Gracias por hacer de Vogue Italia algo más que una revista de moda, por llenar tu revista de imágenes que elevan la moda a la categoría de arte.




 



- Gracias por apostar siempre por la fuerza de una imagen y llevar el lema "una imagen vale más que mil palabras" a la categoría de magistral. Porque una sola foto de tus editoriales o una sola de tus portadas, transmitía más conceptos, información y emociones que todo un Vogue América de 500 páginas y 5 números de Vogue España.



 


- Gracias por tener y trasmitir a mi mente tu visión de la moda como parte de nuestras vidas, desde el momento que compartí tu concepto...todo era de otro color, todo tenía mucho más sentido.



 


- Gracias por ser una luchadora y defensora de causas y que de ello nacieran grandes editoriales y sobre todo tu mítico "Vogue de las mujeres negras". El Black Issue además de ser el más vendido en toda la historia del Vogue italiano, es una de las piezas más valoradas en mi Museo Naomático. Y gracias en especial por todas las portadas que le dedicaste a mi querida y admirada Naomi, fiel amiga tuya que lo sé yo de buena tinta.




Y sobre todo, tengo que darte las gracias porque tú fuiste una figura muy presente para que la moda fuese tan importante en mi vida y para que descubriera que no es solo ropa, si no que es mucho más y que está presente en todos sitios...gracias por tu influencia para aprender a amar la moda.

Hoy, añorando aquellos maravillosos años más que nunca, lleno de tristeza pero con mi más sincera admiración le dedico este post a Franca, que deja un gran vació en el mundo de la moda pero a su vez deja un legado de trabajo magistral que siempre se podrá admirar y sobre todo, un trabajo del que siempre se podrá aprender la forma de volverte loco por la moda.


Hasta siempre Franca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mira lo que han dicho...